RSS
Bienvenidos al...¡Novo Cinema Paradiso! Digo, al nuevo Anthony's Corner.

Meditaciones: Posmodernismo y la Ficción


No voy a pretender explicar el posmodernismo desde una óptica filosófica, porque la verdad, no la entiendo de todo (y dudo mucho que varios letrados en el tema lo entiendan también), así que me limitaré a lo que se: ficción, y desde ahí abordare este tópico.

En este contexto, el posmodernismo es una reacción auto-consciente y auto-referencial de las convenciones de la ficción moderna y con una búsqueda de borrar los limites que separan el espectador de los personajes ¿Que significa esto? Bueno, ejemplos de posmodernismo pueden verse en algunas practicas como personajes dirigiéndose directamente a la audiencia, hablando acerca de lo imposible de una premisa o aspecto de los retos en los que enfrentan (puede verse ejemplificado en diálogos como: "¡Esto es tan ridículo que parece sacado de una novela barata!" o "Mi vida parece una mala caricatura" entre otros similares), de la similitud de estos a trabajos de ficción previos ("¡Dispara a la cabeza! ¡En las películas de zombies siempre los matan así!") o inclusive doblando la realidad del medio (en la película "Spaceballs" los villanos rentan una copia de "Spaceballs" para ver como sigue su historia)

La vía del posmodernismo parece seguir este modelo: surge un estilo, un género o un medio nuevo por el cuál se hace ficción, comienzan a haber historias que son precursoras de dichos medios y con el tiempo se vuelven "clásicos", y la siguiente generación de aficionados, menos sorprendidos por la falta de novedad y ante las fallas e inconsistencias de estos trabajos (que los fans iniciales ignoraron al no haber punto de referencia previo) empiezan a crear ficción que toma caminos que de un modo u otro, referencian o juegan con los clichés y convenciones de los trabajos previos; estos pueden llevar a la parodia (burla de una historia exagerando sus puntos al borde del ridículo), sátira (ridiculización de un trabajo de ficción) o deconstruccion (tomar la premisa de una obra y presentarla de manera realista cuestionando sus contradicciones y elementos imposibles exponiendo la poca viabilidad que esta tendría en realidad)

Pero no hay que olvidar el elemento de tratar de borrar los limites entre la realidad y la obra; a menudo, autores pueden usar recursos "experimentales" para dar la sensación al lector que lo que vieron no fue solo una representación de una historia, sino una historia en si, por ejemplo, la siguiente oración:

"Toda mi vida me han dicho que soy un flojo que nunca termino lo que empiezo, pero algún día del demostraré lo contrario, ya verán que pue"

La historia no es menos o más real que el resto de las obras (si tomamos en cuenta que toda la ficción tiene el mismo valor realista: ninguno) pero a través de un elemento extraño (la no terminación de la frase) se demuestra la premisa no solo por lo que se esta narrando, sino por COMO se esta narrando, así que, como dirían los publicistas, "el medio es el mensaje".

Cada cierto tiempo alguien viene y me pregunta acerca si el posmodernismo es algo "bueno" o "malo", lo cuál en primer lugar me halaga que piensen que tengo un tipo de autoridad en el tema (perdonen la muestra de ego) pero a lo que respondo que, en realidad, el posmodernismo carece de una cualidad que podrías llamar positiva (o para el caso, negativa) y que al final, todo depende de la habilidad del autor para usar este recurso de manera eficiente (al igual que cualquier otro recurso de ficción), así podemos terminar con algo como Borges o con algo como "Epic Movie".

En pocas palabras, el posmodernismo es solo otra herramienta de un autor, y si el autor tiene habilidad, hará buen uso de este, sino, no será el caso.

Claro esta, luego tenemos aquellos que tienen la postura filosófica que el posmodernismo en realidad tiene un aspecto muy nocivo: al cuestionar el medio y la premisa, se impide la "suspensión de la incredulidad" (es decir, la capacidad para dejar de lado el sentido critico con el fin de aceptar un trabajo de ficción y sus elementos, en un ejemplo básico, no cuestionar el hecho que los dragones y unicornios no existen para poder disfrutar una historia de fantasía), elemento necesario para toda ficción, bajo el argumento que "¿Como poder sumergirse de lleno en una obra si a menudo se nos recuerda que dicha obra es irreal?".

Pero eso mis lectores, será tema para otra entrada.

Shalom camaradas, y recuerden siempre terminar lo que empie

6 comentarios:

Lilith91 dijo...

¿Hacer una película sobre un director de cine y su próximo proyecto se consideraría posmodernismo o simplemente cine dentro del cine? (como si fuesen dos películas al precio de una...)

Anthony dijo...

A Lilith91:

Dado que la propia premisa que planteas hace referencia al elemento de la ficción, se puede considerar posmodernismo, en especial por el hecho de que plantea una duda en los espectadores mas paranoicos ¿Si la película dentro de la pelicula es ficción acaso aquellos afuera de la película pueden ser también personajes de otra película sin saberlo?

Si, esta medio revuelto, pero es una pregunta interesante...

Lilith91 dijo...

Jaja, tu respuesta me recordó al show de Truman: cuando veo una película no la estoy viendo, estoy participando en ella.

A mí me suele provocar el efecto contrario, porque me hace salirme de la historia y recordar que estoy viendo una ficción. Si no se usa demasiado no me molesta, pero para romper con los estereotipos de un género cliché creo que basta con resolver el conflicto de una forma diferente o poner otro tipo de personajes.

MakarovJAC dijo...

Tengo un pregunta, como esta aqui el caso de "la cuarta pared" donde los personajes mismos estan al tanto de que son personajes de ficcion e incluso juegan con la realidad dentro de la ficcion. Por ejemplo que en "las locas aventuras de Robin Hood" un flechazo mal dirigido mate a un micelanio, que dentro de la misma pelea desarmen el escenario. O como ese ejemplo tuyo de Spaceballs donde los personajes ven una pelicula de ellos mismo?

Anthony dijo...

En efecto, eso es jugar con la cuarta pared, un rasgo del posmodernismo, en ese caso, se le dice "romperla", más no necesariamente hace falta romperla siempre, sino a veces, como dicen algunos estudiosos de la ficcion, "acariciarla", es decir, no dirigirse de lleno a la audiencia de modo abierto pero hacer notar que los personajes saben de cierta manera que lo que hacen es ficción, por ejemplo.

Romper la cuarta pared:

"¡Esto es ridiculo! ¿Que clase de idiota escribió el guión?

Acariciar la cuarta pared:

"Esto es ridiculo! ¡Esto no puede ser real! ¡Suena a ficción! ¡Esto es la vida real!"

Thor_Maltes dijo...

En los comics tambien pasa lo mismo, muchos dicen que el guionista Grant Morrison le encanta jugar con estas cosas, muchos apelan por el termino "meta textual" pero hay cosas del mencionado artista que no me terminan de convencer

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Anthony's Corner. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy